Artículos de Análisis Económico

El congelamiento de depósitos

Fuente: Diario El Universo
Publicado el 29 Noviembre 2009

En 1999 el presidente Jamil Mahuad tomó una medida inédita: un feriado bancario.

Con los bancos cerrados por varios días se hizo evidente el pánico ciudadano.

Con la propuesta de Ley de Comunicación que plantea el oficialismo, las publicaciones sobre el feriado y congelamiento bancario durante el gobierno de Jamil Mahuad, se hubieran podido detener.

En marzo de 1999, la economía del Ecuador se desploma. La inflación es galopante, la devaluación del sucre se acelera por la debilidad de la moneda nacional y los bancos comienzan a sufrir retiros de sus depósitos por la desconfianza generalizada en el sistema. En esa situación, y con una credibilidad política en deterioro, el presidente Jamil Mahuad toma una medida inédita para el país: un feriado bancario. Los bancos se cierran por varios días, en medio del pánico de la ciudadanía y de un paro nacional contra el Gobierno.

Al feriado bancario se suma otra decisión desconocida: el congelamiento de los depósitos en cuentas de ahorro y corrientes, en sucres y dólares, en un principio a un año plazo, que luego fue paulatinamente haciéndose más flexible. La prensa, con este marco de información delicada para la estabilidad económica del país, cumple su papel de informar a una ciudadanía desesperada por datos.

La crisis financiera genera agitación y una secuela de hechos que minan a diversas entidades del sector. Jamil Mahuad, con todo este clima de convulsión social, cae derrocado el 21 de enero del 2000, una vez que una movilización del sector indígena, con apoyo de mandos militares entre los que estaba el coronel Lucio Gutiérrez, irrumpe en el Congreso y avanza hacia Carondelet. Un triunvirato sin fuerza intenta tomar el poder, al que solo acceden por tres horas. Las Fuerzas Armadas presionan y se decide la sucesión constitucional. El vicepresidente de la República, Gustavo Noboa, asume la primera magistratura.

http://www.elpoderciudadano.com/el-congelamiento-de-depositos