Artículos de Análisis Económico

Ecuador: Retorna el fantasma del caos financiero

Fuente: IPS - rebelion.org

Por Kintto Lucas

Publicado el 31 de julio del 2001

La amenaza de caos financiero crece en Ecuador junto con los rumores de congelamiento de cuentas bancarias que siguieron a la quiebra del Filanbanco, uno de las instituciones más importantes del sector en este país.

El gobierno ecuatoriano resolvió hace dos semanas la liquidación del Filanbanco por encontrarse en quiebra y anunció un acuerdo con algunas entidades privadas para que asuman la cartera del banco, que contaba con 400.000 clientes.

De acuerdo con la resolución, los depósitos de los clientes con saldos de hasta 300 dólares serían asumidos por el Banco Central, y el de los que tienen hasta 10.000 dólares por la banca privada.

El gobierno trazaría un cronograma de devolución para los titulares de cuentas superiores a 10.000 dólares, según las posibilidades de pago.

Sin embargo, el acuerdo con la banca privada se demoró y originó dudas en los clientes, que comenzaron a reclamar sus depósitos, y en la población en general, que volvió a desconfiar de la solvencia del sistema financiero.

"El gran problema de la caída de Filanbanco es la pérdida de credibilidad en el gobierno y el aumento de incertidumbre sobre el futuro del sistema financiero", sostuvo el analista económico Fidel Márquez.

"Un país con una sangría de recursos líquidos que prefiere llevar fuera el dinero de las personas está realmente en disolución, y no podemos ir por ese rumbo", afirmó el ex vicepresidente y diputado León Roldós, para quien es esencial que Ecuador recupere la credibilidad y la confianza.

El camino que debe seguirse en esa dirección debe basarse sobre el "conocimiento de la verdad, y en el problema de Filanbanco al país le quedó la sensación de que no hubo sinceridad de parte de las autoridades", dijo Roldós.

"La estabilidad de la situación dependerá de que el gobierno comience a generar confianza, y eso se logrará cuando diga la verdad, el día que publique la lista de los responsables de la segunda quiebra de Filanbanco. Mientras tanto, es necesaria la serenidad", aseguró el legislador.

Paralelamente a la liquidación de Filanbanco, economistas y políticos de distintos sectores denunciaron que el Banco del Pacífico, otro de los que tras quebrar en 1999 fue asumido por el Estado, corría el mismo peligro.

También atribuyeron la caída de Filanbancose a la falta de pago de los grandes deudores, entre los que figuran conocidos políticos y empresarios de Guayaquil, principal centro comercial del país en la costa del océano Pacífico.

"Desde que fue asumido por el Estado, Filanbanco no ha logrado cobrar esas grandes deudas que se arrastran desde que era privado, e incluso el gobierno le inyectó 300 millones de dólares para salvarlo del colapso dos semanas antes de su liquidación", explicó el analista económico Alberto Acosta.

Miguel Lluco, coordinador nacional del partido indigenista Movimiento Pachakutik, increpó al gobierno por esos aportes de dinero a Filanbanco.

"Si Filanbanco estaba en quiebra desde hace meses, ¿por qué no fue liquidado mucho antes y se le siguió inyectando dinero? ¿Quién se llevó ese dinero inyectado en los últimos meses al Filanbanco?", preguntó Lluco.

El dirigente atribuyó la liquidación a la intención del gobierno de quitar un peso de encima a los grandes deudores de Filanbanco. Sus deudas a la institución bancaria suman 228 millones de dólares.

"Entre esos deudores se encuentran connotados políticos y empresarios de Guayaquil que se llenan la boca hablando del país, y socios de los anteriores dueños del banco que recibieron los créditos", aseguró Lluco.

"¿Por qué no le cobran a ellos para pagar a los ahorristas? Que levanten el secreto bancario y se muestre a quién (se) está encubriendo con la liquidación del banco", dijo el dirigente indigenista.

Esas acusaciones no fueron desacreditadas por el gobierno, y el presidente Gustavo Noboa pidió al Poder Judicial que investigue las irregularidades del Filanbanco porque le habían ocultado información al respecto.

Con este cuadro, la semana pasada circularon rumores de que las autoridades decretarían un feriado bancario con la finalidad de impedir el retiro de dinero para congelar los depósitos, como ocurrió en marzo de 1999, cuando Jamil Mahuad era presidente y Noboa ocupaba la Vicepresidencia.

Como consecuencia de los rumores, los ahorradores se apresuraron desde el jueves a retirar su dinero, formando grandes filas en los distintos locales bancarios.

Ante la corrida, el secretario de Administración Pública del gobierno, Marcelo Santos, desacreditó la noche del domingo los rumores sobre un feriado bancario y confirmó el pasaje de todos los depósitos de Filanbanco a entidades del sector privado.
El funcionario también indicó que cerrar el banco en octubre, con una legislación que garantizaba 100 por ciento de todos los depósitos y una banca privada todavía convaleciente, era absolutamente imposible.

Santos informó, además, que Noboa había dispuesto buscar interesados en el exterior para ofrecer el banco, pero la lenta recuperación de la economía llamó a los inversionistas a la cautela, sobre todo para intervenir en un sector sensible como el financiero.

El asesor presidencial explicó que, ante imposibilidad de venderlo, se resolvió finalmente su liquidación.

"Esa solución permite afirmar que todos los depósitos en cuentas corrientes y de ahorros de Filanbanco pasarán con sus saldos completos a ser manejados por la banca privada", explicó.

El funcionario admitió que la crisis de Filanbanco provocó la desconfianza de los clientes del Banco del Pacífico. Sin embargo, aseguró que éstos no deben preocuparse, pues esa entidad tiene como accionista al Banco Central y posee la suficiente liquidez para atender a todos los depositantes.

Agregó que continúan las gestiones para vender el Banco del Pacífico a una institución financiera internacional.

El Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento, en cumplimiento de los acuerdos firmados entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional, desembolsarán en los próximos días importantes créditos destinados al fortalecimiento del sector financiero, comentó Santos.

Por su parte, Fernando Vivero, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), aseguró que el sistema bancario local tiene suficiente liquidez para responder a sus clientes.

"Los rumores coinciden con el hecho de que los bancos privados van a asumir la cartera de Filanbanco. Estos comentarios son divulgados por quienes no quieren pagar sus deudas y por los ex administradores de esa entidad", acusó.

Sin embargo, Vivero lamentó que la población ya no tenga ninguna confianza en los banqueros y se quejó de que se estaba generalizando el descrédito por la mala actuación de algunos.

Explicó que la nueva administración del Filanbanco es asumida por nueve de los 22 bancos existentes en Ecuador como "un consorcio de fideicomisos".

"Se tendrá que ver el vehículo legal por el cual se administre ese fideicomiso. El deber de esa administración será la cobranza y, lógicamente, el traspaso de esa cartera cobrada a los bancos para que tengan el sustento de los depósitos que están tomando.

Vivero apuntó que no hubo ningún tipo de definición sobre saldos, pero "los depósitos serán repartidos en varios bancos", que serán los encargados de definir hasta cuánto y cómo se devolverán los depósitos.

En tanto, Multienlace, consultora económica externa de ABPE, indicó que la banca privada ecuatoriana recuperó depósitos por 711 millones de dólares entre el 1 de enero y el 16 de este mes, al pasar de 4.019 millones de dólares a 4.730 millones.
La consultora añadió que en la semana del 16 al 20 de este mes fueron retirados 21 millones de dólares, mientras que la semana pasada se triplicaron los retiros.

Las autoridades temen que, si no se recobra la confianza en el sistema bancario, esa actitud de los clientes se incremente y provoque problemas en los bancos que tienen poca liquidez. En todo caso, Vivero aseguró que hasta el momento la banca privada cuenta con suficiente dinero en depósitos.

http://www.rebelion.org/hemeroteca/economia/kintto310701.htm